viernes, 7 de noviembre de 2014

15 consejos para visitar a un recién nacido

Antes de que empecéis a leer el post me gustaría añadir que, a raíz de su publicación en redes sociales, he recibido varios comentarios de otras mamás en Facebook e Instagram con sugerencias de más consejos que añadir a la lista. Originalmente la lista publicada contaba con ocho consejos, que he perfeccionado y ampliado. Agradezco la participación de otras madres y que juntas podamos escribir mejores consejos =)


1. Intente no visitar el bebé y la mamá en el mismo día del nacimiento.

El día del nacimiento es un día muy intenso para la mamá (y para el bebé). Son muchos cambios, muchas emociones, hormonas a tope y sin contar el cansancio Puede que la experiencia del parto haya sido complicada y larga, sin contar  las molestias del postparto. Mi consejo es que esperes para visitarles en casa y no en el hospital.

2. Llame antes de realizar la visita

No hay que hacer visitas sorpresas a tus amigos que tienen un recién nacido. Sí, hay que avisar, aunque seas el más íntimo amigo o família. Puede que la madre esté en la única hora de sueño de su día, o sin bañarse, o en pijama... se me ocurren mil situaciones que escribir aquí. Nada mejor que llamar antes y preguntar cual es la mejor hora para visitarles. 

3. No vayas a visitar un bebé si estás enfermo.

Aunque sea un pequeño constipado puede ser peligroso para un recién nacido. No cuesta nada esperar a que te recuperes para ir a conocer el bebé. ;-)

4. No fumes antes de la visita al bebé (y mucho menos durante)

Según Dr. Georg Matt (BabyCenter). 
"El llamado “humo de segunda mano” (el humo que respiran las personas no fumadoras cuando están acompañadas de un fumador), puede ser extremadamente peligroso para los bebés. Y es que, entre otras cosas, debilita sus pulmones, los hace más propensos a infecciones de oído y duplica el riesgo de muerte súbita del bebé ... Por eso, los fumadores deberían ponerse ropa limpia (que no han usado mientras fuman) cuando estén cerca de un bebé, así como lavarse las manos y cara, especialmente después de fumar. Además, nunca deben dejar que el bebé les chupe los dedos".

5. No te eches demasiada colonia

Los bebés nacen con el olfato muy desarrollado, es por ello que reconocen a su mamá. Los olores fuertes pueden resultarles muy molesto. 

6. Lávate las manos antes de coger al bebé.

Usamos las manos para todo, a saber por donde han pasado... y aunque a nosotros no nos hace mal a los bebés recién nacidos puede que sí.

7. No compares el bebé con otros bebés

La mamá no necesita oír que su bebé es más pequeño, tiene menos mofletes o llora más que otros bebés. 

8. No critiques el tipo de lactancia elegido 

La importancia de la lactancia materna está muy difundida y seguramente la mamá se ha informado bien sobre el tema antes de su bebé nacer. Si por algún motivo la lactancia es artificial, no la critiques. Cualquier madre merece el apoyo, sea cual sea el tipo de lactancia elegido. La lactancia materna puede parecer un proceso natural pero para muchas mamás no es así, y el principio es complicado. Si eres madre y no tuviste una buena experiencia con la lactancia materna es mejor no hablarle del asunto.

9. No insistas en coger al bebé y no le despiertes

El bebé no es un juguete. Es un ser humano que acaba de pasar por una experiencia muy "traumática" (si, el parto es para ellos una experiencia traumática) y merece ser tratado con respeto. Si el bebé está durmiendo no le despiertes, ya tendrás otra oportunidad de conocerle con los ojitos abiertos.

10. Ofrece ayuda doméstica o cuidar a los hermanos

Ofrezca ayuda a la mamá con las tareas domesticas o de canguro a los hermanos mayores, en el caso de que los tuviesen.

11. No menciones nada acerca del físico de la mamá

No puedes cometer error más grande que decir algo sobre la tripa de la mamá o su aspecto. Bastante tienen las mamás en el postparto con las hormonas a tope y la frustración de tener que seguir usando la "ropa premamá".

12. No les visites después de las 8 de la tarde

El peor horario para visitar a un recién nacido es a partir de las 8 de la tarde, cuando generalmente el bebé está más irritable  y la mamá mas cansada, y además sobre esa hora suele ser el ritual del baño, masajes...

13. La mamá necesita tranquilidad e intimidad para dar el pecho

Si la mamá da el pecho, es mejor dejarle tranquila, nada de estar mirando a ver qué tal succiona el bebé, ni tocándole. Lo ideal es que la mamá pueda aislarse del entorno para dar el pecho a su bebé y quizás este sea un buen momento para despedirse y dejarles intimidad. 

14. Si el bebé tiene hermanos dedícales atención 

Cuando vayáis a visitar un bebé que tiene hermanos hay que dedicar también atención a ellos. Para ellos también es un gran cambio el que haya llegado un nuevo bebé a casa y necesitan especial atención porque pueden sentirse desplazados. Si es posible, llevarle algo a los hermanos, cualquier tontería, como pueden ser unas chuches, unos cromos, cualquier cosa que se te ocurra, no tiene porqué ser un regalo como tal.

15. Las visitas deben ser cortas

Tienes que pensar que no eres la única persona que va a visitar al recién nacido, y si cada visita se alarga, la mamá y el bebé no consiguen disfrutar de tiempo a solas, de tranquilidad e intimidad. Un buen momento de despedirse es la hora de la toma. 

¿Qué opináis? ¿Qué podemos añadir a la lista de consejos para visitar a un recién nacido?

No hay comentarios:

Publicar un comentario